Bodas vintage, bodas de cuento

Una boda, ¡qué ilusión!, cuando yo me casé no se estilaban este tipo de bodas tan bonitas…a mí me hubiera encantado tener una boda romántica y vintage, con un montón de flores campestres y sencillas, una decoración en la que hubieran maletas, puertas y ventanas antiguas, preciosas jaulas y velas, muchas velas por todos lados…

Uno de los elementos decorativos que en una boda vintage destaca frente al resto son las sillas, por lo que hay que prestales especial atención y escoger sillas realmente bonitas y románticas.

Para bodas íntimas en las que el número de invitados es pequeño, una opción con mucho encanto es la de escoger sillas antiguas, con personalidad propia, totalmente diferentes unas de las otras.

bodas vintage 2

bodas vintage 3

Imagen: Pinterest

Como en la mayoría de ocasiones las bodas superan el centenar de invitados, la opción de poner sillas dispares resulta más difícil y menos estética, en estos casos una de las sillas estrellas que convertirá nuestra boda en una boda de cuento es la silla Napoleón.

bodas vintage 6

bodas vintage 4

bodas vintage 7

Imagen: Pinterest

Si como yo habéis quedado fascinad@s por la belleza de estas sillas podéis alquilarlas en Alsime, empresa de alquiler de sillas y mesas para bodas, dónde disponen de estos modelos:

y también  del modelo plegable que en un momento dado nos puede venir fenomenal para ganar espacio y aumentar la pista de baile ; )

silla napoleon 4

Esta empresa además de alquilar estas preciosas sillas, cuenta con un amplio catálogo de alquiler de sillas en Sevilla y toda España, así como menaje y mobiliario para todo tipo de eventos, así que si estáis pensando en celebrar vuestra boda echarle un vistazo a su web, se desplazan a toda España y 60 años de experiéncia profesional les avalan, ¡estaréis en buenas manos!

 

One Reply to “Bodas vintage, bodas de cuento”

  1. Pues lo tendremos en cuenta, Concha, para futuros eventos que nos surjan, que bodas, en principio, no tenemos a la vista.

    Un besito fuerte de las dos

    J&Y

Deja un comentario